Sondas de humedad del suelo y manejo del césped

Sondas de humedad del suelo para encontrar el equilibrio entre agua y nutrientes en el césped

A muchos atletas no les gusta el césped artificial. Dicen que produce calor, correr es incómodo, provoca quemaduras cuando te deslizas o caes sobre él y cambia la forma en que se mueve una pelota. De hecho, las jugadoras profesionales de fútbol iniciaron una demanda por la decisión de la FIFA de utilizar césped artificial en la Copa Mundial Femenina de 2015. Quizás las sondas de humedad del suelo puedan mejorar la gestión del césped.

Un desafío para la investigación

Algunas universidades, entre ellas la Brigham Young University (BYU), han respondido a las preocupaciones de los atletas utilizando campos de césped natural tanto para los entrenamientos como en los estadios. Pero el desafío es conseguir césped natural y prácticas culturales asociadas para que el césped resista el uso frecuente. E incluso dar buenos resultados durante los difíciles meses de otoño e invierno. Es un reto para la investigación perfecto.
El profesor Bryan Hopkins, especializado en césped, y sus colegas del Departamento Plant and Wildlife, han desarrollado unas instalaciones vanguardistas para estudiar las plantas y el suelo en condiciones naturales y de invernadero. La instalación incluye una gran sección de césped residencial y deportivo.

Antes de los sensores de humedad del suelo

Al principio, la universidad mantuvo el césped con un sistema de control de riego estándar basado en temporizador. Pero con el tiempo se dieron cuenta de que comprender la relación entre el césped, la humedad del suelo y los nutrientes era crucial. Ya que por ejemplo, durante un fin de semana, el sistema de riego dejó de funcionar pero nadie se dio cuenta. Durante esos días, las temperaturas subieron a 40 ° C y la hierba del campo entró en reposo vegetativo por estrés por calor.

En la universidad, empezaron a diseñar un sistema de sensores de humedad del suelo para monitorizar en continuo el comportamiento del césped. No solo para asegurarse de que el césped no muriera, sino también para comprender los elementos que realmente producen estrés. Y de este modo, cultivar un césped saludable.

Descubrieron los errores

Lo que descubrieron los investigadores fue que estaban usando demasiada agua. Durante el primer año las plantas no tuvieron ningún tipo de estrés. Al año siguiente, los investigadores dejaron el potencial hídrico (WP) a 6 cm cayera en el intervalo del estrés (~ -500 kPa) mientras que el WP a 15 cm estuvo entre -50 y -60 kPa.  De esta forma Esperamos que este enfoque reduzca los insumos de riego y, al mismo tiempo, cree algo de estrés en el césped para empujar las raíces más profundamente ”.

¿Qué está pasando con el agua?

En el césped, el estrés por sequía no es el único problema. El riego excesivo produce hongos y la eliminación / eliminación de los nutrientes, lo que cuesta dinero y tiempo para corregir. En este video, el Dr. Campbell explica cómo a menudo hay una línea muy fina entre demasiado húmedo y demasiado seco. El monitoreo tanto del contenido de agua como del potencial hídrico mantiene el césped en niveles óptimos de humedad.

Ir arriba